Centro arqueologico Sagunto
Historia centro arqueologico Sagunto

Por este tiempo comenzaron en Sagunto las obras de alcantarillado y aguas potables, lo cual propició muchos hallazgos arqueológicos que el grupo rescató y depositó en el Museo Histórico Militar que González Simancas construyó en el castillo en los años veinte.

Continuaron las actividades de la Peña y sus trabajos fueron tan apreciados que el Ayuntamiento de Sagunto, concedió a sus miembros, credenciales por los que se les autorizaba a recuperar cuantos objetos consideraran de valor Histórico en el término de Sagunto con la obligación de depositarlo en el Museo; así se formaron e incrementaron las colecciones del Museo.

Entre otras actuaciones, se recuperó en la montaña Frontera un pedestal con inscripciones, se protegió el yacimiento del Pic dels Corbs y se ayudó de forma decisiva a salvar los Mosaicos de la Calle de los Huertos y el Musical de Sagunto.

La pujanza de la Peña hace necesaria encontrar una estructura jurídica más estable. Con este fin se convoca una reunión abierta a todos los saguntinos en el cine Marvi el 19 de julio de 1956, en la que se expusieron los fines y objetivos que pretendía alcanzar el grupo promotor.

Se acordó por unanimidad la creación del Centro Arqueológico Saguntino y el 17 de marzo de 1957 en el Teatro Romano, se celebró la primera Junta General del Centro Arqueológico Saguntino, en una reunión presidida por el alcalde Don José Blasco y por Don Pio Beltrán a la que asistieron doscientas cuatro personas, que se inscribieron como socios fundadores y donde se eligió la primera Junta Directiva:

Presidente: Esteban Blanco Ximenez
Vicepresidente: Facundo Roca Ribelles
Secretario: Fausto Llopis Caruana
Vicesecretario: Miguel Vera Aleixandre
Tesorero: Pedro Lozano Muñoz
Contador: José Santamaria Merin
Vocales: Ángel Rausell Beltrán, Matias Cortina Cardo, Manuel Vega Reset, Miguel Hernández Esteban, Valentín D'Ocón Sanz

<< Anterior  -  Siguiente >>
Inicio · Noticias · Publicaciones · Localización y contacto · Suscripciones